12 ago. 2011

BINNER HABLA DE TOLERANCIA Y ECHA FUNCIONARIOS

Binner echó a dos funcionarios que votaron a Rossi


El candidato presidencial del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, echó a dos funcionarios que votaron a Agustín Rossi en las elecciones a Gobernador de Santa Fe. Promueven la tolerancia y el diálogo pero no lo llevan a cabo.

El discurso de la tolerancia y el diálogo es una de las banderas de la oposición para pegarle al kirchnerismo, sin embargo, a la hora de los papeles, ninguno de ellos puede plasmar en la realidad lo que se sostiene en la teoría.

Hermes Binner echó a la viceministra de Salud, Débora Ferrandini, y al director de Salud Mental, Gustavo Castagno, porque adhirieron al proyecto kirchnerista que en Santa Fe encabezó Agustín Rossi.

"El cargo de Ferrandini y el de Castagño no son los de empleo común, no son concursados, son cargos políticos y como su nombre lo define tiene que ver con acompañar un proyecto", intentó justificar el secretario de Información Pública del Gobierno de Santa Fe, Rubén Galassi.

"Independientemente del gran respeto profesional del trabajo que tenemos por ellos, los cargos políticos son para funcionarios que compartan el proyecto", agregó.

Cabe destacar que tras el voto "no positivo" de Julio Cleto Cobos en la votación de la resolución 125, se acusó al Gobierno Nacional por "destrato" y demás "agravios" hacia la figura del vicepresidente, sin embargo, jamás fue separado de su cargo.

Galassi comentó que Ferrandini trabajó en Carta Abierta y Castaño firmó una solicitada adhiriendo a la candidatura de Agustín Rossi. "Está en todo su derecho pero él es un funcionario político y para ocupar estos cargos hay que compartir el objetivo. No se está persiguiendo a nadie, por el contrario, se los respeta profesionalmente, pero en todas las áreas tienen que estar ocupadas por personas que acompañen el proyecto", dijo, según publicó La Nación.

Al mismo tiempo, Ferrandini aclaró: "Tengo convicciones profundas y no me arrepiento de nada. Debatí en forma permanente con el ministro (Miguel Angel) Cappiello y con mis compañeros de gestión sobre la necesidad de revisar en forma permanente lo que hacemos".

Así, Binner separó de su cargo a funcionarios que no "comparten el objetivo", caso muy similar al de Julio Cobos, el vicepresidente opositor quien nunca fue separado ni se le pidió su renuncia desde el Gobierno Nacional pese a haber impulsado listas opositoras en actos eleccionarios.

¿Cómo se sostiene el discurso de la tolerancia y el diálogo desde una oposición que con sus actos parece mostrar todo lo contrario? Difícil de explicar.