27/4/2011

DECLARACIÓN TESTIMONIAL DE LIDIA PAPALEO

La viuda del ex dueño de Papel Prensa declaró como testigo en una causa por robo de bebés

Centro Clandestino El Pozo | Banfield

Lidia Papaleo, la viuda de David Graiver, ratificó hoy haber escuchado el nacimiento de una beba en un pasillo "inmundo" del centro clandestino de detención "Pozo de Banfield", donde estuvo secuestrada junto a parte de su familia en abril de 1977, durante la última dictadura militar.

Papaleo declaró como testigo ante el Tribunal Oral Federal 6 que lleva adelante el juicio por 35 casos de sustracción de menores nacidos en centros clandestinos durante la dictadura, con acusados como los dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone.

"Un día después del nacimiento más o menos un guardia le dice a la mamá que se tiene que llevar a la nena y la chica le dice el nombre que quería que le pusieran y da los datos, como si llevaran a la beba al Registro Civil, escuché claramente la voz de ella dando los datos", recordó Papaleo.

Ante los magistrados, Papaleo dijo "sentirse en deuda con la criatura" porque pese a que escuchó claramente el nombre "María" no puede recordar el apellido, que era de origen italiano.

En la causa se sospecha que podría tratarse de María Petracco, una beba nacida en el Pozo de Banfield y buscada por una hermana mayor.

Papaleo fue secuestrada el 14 de marzo de 1977 y desde el primer día fue "desnudada y torturada", recordó.

"Me habían apodado `la impura` porque había estado con un judío y querían hacer aparecer como que había un complot judío", relató.

"Querían que dijera que mi esposo había recibido lingotes de oro del general Perón y de Gelbard, que dijera que lo había visto, yo no lo hacía porque no era verdad y me seguían torturando", refirió.

Papaleo estuvo detenida a disposición del Poder Ejecutivo en la cárcel de Devoto hasta el 24 de julio de 1982, años durante los cuales por ejemplo tuvo una causa donde el "fiscal era (Julio) Strassera, armada en base a lo dicho en los interrogatorios" de la tortura, según respondió ante una pregunta del fiscal de juicio, Martín Niklisson.

Sobre el parto en el Pozo de Banfield, Papaleo recordó que fue llevada allí desde Puesto Vasco. "Estaba muy quemada por la picana, tenía muchas partes del cuerpo quemadas. Una noche un guardia me dice si puedo ayudar en un parto, le digo que no podía moverme, me cierran la puerta y escuché cómo sacaban a la persona que calculo estaba en un calabozo inmediato a mí y ella parió allí en ese pasillo inmundo".

"Soy una persona creyente por eso estoy viva, le he pedido a Dios que me diga el nombre porque me siento en deuda con esa criatura, desearía profundamente acordarme del apellido pero no me puedo acordar", se lamentó.

"Escuché a la mañana cuando nació, las cosas de ternura que le decía", agregó y refirió que durante su estadía era sacada de madrugada por guardias "para que les tomara test de inteligencia, de proyección, de figura humana para saber su personalidad, cuando se iban los superiores, podía pasar cualquier cosa ahí".

Papaleo refirió que estuvo aproximadamente una semana en Pozo de Banfield y que el fallecido ex jefe de la Policía Bonaerense Ramón Camps presenciaba las torturas "a cara descubierta"•.

En la jornada de hoy, el primer testigo fue el ex embajador ante la Unesco, Gustavo Carballo, quien aseguró que en la primera semana de abril de 1977 nació una beba en el "Pozo de Banfield", donde estaba secuestrado junto a miembros de la familia Graiver, como Lidia Papaleo.

"Escuché llorar a un bebé y alguien dijo acá nació una niña que está desesperada de hambre porque la madre no tiene leche", recordó al referir que le dijeron que cortaron el cordón umbilical "con un cuchillo".

Años después vio un aviso en un diario donde Clara Petracco buscaba una hermana nacida en la primera semana de abril de 1977 en ese centro clandestino y se comunicó con ella.

Para Carballo, Videla "no podía ignorar lo que pasaba porque Camps le transmitía todo y había estado en el Pozo de Banfield".

Carballo dijo que desde ese centro se organizaban "secuestros extorsivos echándole la culpa a Montoneros y sacarle plata a banqueros".

El juicio continuará el lunes próximo a las 9.30 con nuevos testigos por los 35 casos por los que son juzgados Videla, Bignone y Jorge "Tigre" Acosta, entre otros.