2 jun. 2011

LA JUSTICIA ARGENTINA SIGUE "FALLANDO"

Para Carlotto, la decisión de la Justicia “es querer quedar bien con Dios y con el diablo”

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, afirmó hoy que "es querer quedar bien con Dios y con el diablo" la decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal de limitar la comparación que podrá hacerse de las muestras biológicas con o sin su consentimiento a los hermanos Marcela y Felipe Noble Herrera.

"Es una de cal y una de arena, que nos levanta el ánimo, pero nos da el cachetazo por de atrás. Es jugar con mujeres viejas y con el cariño de la familia que espera", sostuvo Carlotto en diálogo con la prensa.

La presidenta de Abuelas fue consultada por los periodistas al retirarse de los Tribunales federales de Comodoro Py tras conocer la decisión de Casación que confirmó el fallo que ordenó extraer muestras biológicas con o sin su consentimiento a los hermanos Noble Herrera.

Carlotto sostuvo que el límite que pone Casación en las fechas para comparar las muestras "es una cosa absurda" y "es querer quedar bien con Dios y con el diablo".

"Seguimos con la historia de que acá hay de primera y de segunda. Por qué todos los demás casos siempre se han comparado con el Banco completo y en este no", se preguntó.

"Seguro que los abogados de esta señora (Ernestina Herrera de Noble) ya estarán apelando y nosotros después del estudio respectivo también", adelantó.

Carlotto sostuvo que a partir de ahora "no hay tiempos y empieza otra guerra más con la Corte (Suprema de Justicia) y ésta se expide rápido o no" y advirtió que "lamentablemente también se juegan momentos políticos de elecciones y uno mezcla todo en esto, y acá los chicos no son votos, son personas".

Al enviarles un mensaje a Marcela y Felipe Noble Herrera, Carlotto les dijo que "todo lo que hacemos es para el bien de ellos, si son los nietos que estamos buscando les espera la libertad y no la opresión, van a seguir viviendo donde quieran y con quien quieran, trabajando donde más les guste y amar a quien quieran y con las herencias que les correspondan por ley".

"Y nosotros hemos cumplido en devolverles a ellos lo que les quitó la dictadura está es nuestra única misión y tener el derecho de abrazarlos antes de irnos de este mundo", concluyó.