30 ago. 2011

SE DUPLICARON LOS FONDOS JUBILATORIOS

Los fondos de las ex AFJP aumentaron 95 por ciento desde su estatización y suman 191.027 millones de pesos


El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que se creó con los recursos de los fondos que administraban las AFJP, creció 95% desde su estatización, al alcanzar hoy los 191.027 millones de pesos, precisó el subdirector de Operaciones del FGS de la ANSES, Santiago López Alfaro.

El funcionario se presentó esta tarde ante la Comisión Bicameral de Control de Fondos de la Seguridad Social, que preside el senador Eric Calcagno, y reveló que, a la fecha, la variación del fondo que administra la Anses creció en 92.945 millones de pesos, desde su creación, en diciembre del 2008.

Esos 191.027 millones de pesos representan una variación interanual de 27,3%, respecto de junio de 2010, al sumar respecto a esa fecha unos 40.932 millones de pesos.

López Alfaro destacó que durante los 30 meses que lleva de vida el fondo administrado por la ANSES, los bonos públicos fueron perdiendo peso dentro de la cartera de inversiones y, por el contrario, se fortaleció la inversión productiva.

De hecho, en enero de 2010 la participación de los papeles de deuda en la cartera total del Fondo fue del 65,8%, mientras que en junio de 2011 retrocedieron hasta el 57,4%.

En tanto, desde la creación del inciso que establece un cupo gradual en inversiones productivas en diciembre de 2008, éste se elevó hasta alcanzar el 12,3% del total de la cartera.

El inciso -denominado Q- entró en vigencia hace tres años con la nueva ley del sistema previsional integrado, lo que obliga a invertir al FGS entre 5% y 20% del total de fondos en proyectos de la economía real.

Ese valor más que se duplicó en el último año y medio. En tanto, las inversiones productivas alcanzan cerca de 24.000 millones de pesos que se reparten en los siguientes sectores: autopartes (376 millones de pesos); vivienda (1.739 millones de pesos); Energía (14.837 millones de pesos); y obra pública (6.607 millones de pesos).

En cuanto a la inversión en vivienda, la ANSES detalló que financia el Programa Federal de Viviendas en todo el país, que comprometerá unos 728 millones de pesos durante el 2011.

Este plan de viviendas "rendunda en un fuerte impacto económico desde el punto de vista de la mano de obra local y el aumento del Producto Bruto provincial pertinente, y a la vez contribuye a disminuir el déficit habitacional y representa para el fisco importantes retornos fiscales", explicó Alfaro ante la comisión del Senado.

Asimismo, en inversión energética, se precisó que en Atucha II se destinaron 1.837,2 millones de dólares, en tanto que la realizada en la empresa eléctrica estatal cordobesa -EPEC-, alcanza a 1.515 millones de pesos, entre las obras más destacadas.

En cuanto a la composición de la cartera destinada a bonos, un 43% son títulos en pesos indexados por el CER, un 30% son dólares a tasa fija, un 24% son en pesos a tasa variable, Badlar, un 2% son pesos a tasa fija, mientras que el 1% de la inversión en títulos es en dólares a tasa variable Libor.

La presentación duró cerca de una hora y media, en el auditorio del anexo del Senado.

A partir de planteos formulados por los legisladores en torno a la utilización de los fondos, López Alfaro aclaró que "el FGS no destina recursos al pago de Fútbol Para Todos, ni tampoco a la Asignación Universal por Hijo, ni tampoco para el financiamiento de las Netbooks para Todos", que reparte la Anses.

Esos conceptos son financiados con parte de lo que surge en el flujo de recaudación anual de la Anses, que no tiene que ver con el FGS, precisó el funcionario.

Este último se compone solamente de los recursos heredados por las AFJP, y cuya administración permitió casi duplicarlo en 30 meses, y gracias a la renta por los intereses de las inversiones colocadas.

El FGS es un fondo cerrado que se constituyó con el viejo fondo de capitalización de las AFJP, y que a partir de diciembre de 2008 se fue nutriendo casi exclusivamente de las ganancias de las inversiones.

Eventualmente, el fondo se puede agrandar, si el directorio de la Anses decide incorporar parte del superávit de sus operaciones.

En el actual esquema solidario, este fondo ya no tiene la función de repartirse entre los futuros jubilados aportantes, sino que funciona como reaseguro para todos los jubilados, como “una rueda de auxilio”, si eventualmente la ANSES tuviese en un futuro algún rojo operativo.

Otra inquietud fue la marcha de las inversiones, a lo que el senador Calcagno propuso realizar visitas "in situ" para verificar la marcha de las obras.

Lopez Alfaro precisó además que dichas inversiones productivas, como en el caso de Atucha II, cuentan con garantías adicionales del Estado -"segundas garantías", dijo- para garantizar la cobertura por las inversiones realizadas.

"En el Caso de las viviendas, la garantía la pone el Fonavi", concluyó el funcionario.