10 nov. 2011

CLARÍN Y LA NACIÓN APUNTALAN A MACRI

El blindaje a Macri por el derrumbe

Esta semana tanto Clarín como La Nación dieron el mínimo (o hasta a veces nulo) espacio en sus tapas al derrumbe ocurrido en Mitre al 1200 por el cual 200 personas permanecen evacuadas.

El derrumbe del edificio de Bartolomé Mitre 1232, sucedido el viernes último, es el de mayor importancia de la veintena de hechos similares ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires en los últimos tres años y la causa no sería otra que la excavación que se estaba llevando a cabo en el terreno aledaño a la construcción de diez pisos que se derribó.

Este tema abrió un abanico de quejas tanto de vecinos como de legisladores sobre cual es la verdadera injerencia del gobierno en los controles en las obras en construcción. Debate al cual los medios hegemónicos parecen no haberse percatado de que ocurre, si se tiene en cuenta el escaso y hasta nulo lugar que le dieron en sus tapas durante este semana.

El lunes 7 Clarín abrió su edición con la crisis internacional, en este caso orientada en Grecia y le otorgó un escaso recuadro al conflicto por el derrumbe. “Derriban una parte del edificio: una persona no aparece” es el título elegido. De esta forma Clarín trató el tema desde lo social y no desde el conflicto político.

Los días subsiguientes, tanto el martes 8 como el miércoles 9, el diario dirigido por Héctor Magnetto no le otorgó ningún lugar en tapa al derrumbe del edificio porteño. El martes la edición fue abierta con el titular “Alerta empresarial en el transporte por la quita de subsidios”. Una frase que recae en el terreno meramente especulativo si se tiene en cuenta que horas después el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi desmintió una suba de tarifas ya que eso es solo materia del Estado Nacional.

En la edición de hoy tampoco se le otorga ningún lugar. El titular de tapa sigue siendo la instalación de una supuesta problemática con el dólar. “Trabas en turismo y ventas de casas por el control del dólar”. Así Clarín continúa ocultando el tema. No reflejó la conferencia de prensa de legisladores para exigir una respuesta ni debatió sobre la culpabilidad o no del gobierno por los defectuosos controles en la construcción.

La Nación también optó por un camino similar al de su competidor, aunque no dejó de poner en tapa el tema. El lunes lo hizo en un escaso recuadro: “Buscan a un vecino del edificio colapsado”. Al igual que Clarín también tratan el tema solo desde lo social. El martes también ocupó un breve espacio con el título “Todo un barrio afectado por el derruba” y más abajo “Los comerciantes se quejan de las bajas ventas; caos de tránsito”.

La Nación tampoco habla de los controles, ni siquiera de las causas del derrumbe sino que busca desvirtuar la atención con los "otros" supuestos afectados. El titular de tapa al igual que Clarín fue la mera especulación con un inexistente aumento de boletos en el transporte público. Ya para el final, hoy se publica una imagen acompañada de un texto muy pequeño en el cual se puede ver a Mauricio Macri en el medio de los escombros.

El titulo fue “La Ciudad expropiará el edificio derrumbado”. De esta forma La Nación evitó mostrar tanto el lunes como el martes el conflicto, las causas y solo intentó ilustrar hoy la “solución” en una clara maniobra para proteger la gestión de Mauricio Macri al frente del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.