9 dic. 2011

DE DONDAS, CÁMPORAS Y COBOS

De Dondas, Cámporas y Cobos

La Cámpora y sus cantitos. Magnetto y sus inversiones. Cobos y su grupito de fans. Todo eso en un país que no para de apretar el acelerador de la historia.

Por Carlos Barragán

UN CLARÍN AL QUE LE INTERESA EL PAÍS

Ahora dice el diario de Magnetto que durante este año la empresa del diario de Magnetto invirtió 300 millones de dólares aunque no dicen en qué, ni cómo, ni dónde.
Bonelli, seguro de que el país se va al carajo, se debe querer matar. ¿Antes de invertir cómo no me preguntó a mí, señor? El diario también informa de sí mismo que sigue siendo el primero, igual que canal 13, igual que TN y otras unidades de negocios que son líderes (eso que Sandra Russo con maldad ideológica llama “posición dominante”).
Pero no sé, quizá Magnetto invierta para su propia hinchada. Digo, ¿será una manera de decirles a sus socios desconfiados, y a los que dejaron ser socios “miren que me la sigo bancando”? ¿Será una manera de decirles “miren que Bonelli y Clarín mienten, pero yo no”? ¿O será que no invirtió un mango y se la gastó en tinta?

DONDA RODRA NO TROLA

Asume Victoria Donda, los de La Cámpora le gritan “Olé, olé! ¡trolá! ¡trolá!” Pero no. Resulta que le gritan “¡Rodrá! ¡Rodrá!”, el apellido de su ex novio camporista al que al parecer tuvo que dejar por consejo de su asesor espiritual Tumini, que como un papá razonable y bienintencionado recomienda a sus hijas no andar con peronchos.
En marzo de este año otros militantes K -seguro que fueron de La Cámpora- gritaron en el Congreso “Periodista, periodista, no te lo decimos más, si la tocan a Cristina qué quilombo se va a armar!” Una amenaza al cuarto poder. Pero no, resulta que no cantaban “periodista, periodista” sino “che gorila, che gorila”. El pobre de Santo Biasatti escuchó mal, se asustó, y hasta lo denunció en su noticiero.

Tengo muy mala dicción y a veces ni yo entiendo los sonidos que emito. Quizá por eso me acepten en la Cámpora a pesar de mi edad. La Cámpora tendría que dejarse de joder, echar al Cuervo Larroque y llamar al director del Coro Kennedy para terminar con estos problemas que tanto mal le hacen al país.

INDIGNADO HASTA LAS TETAS

Hablando de males, Tenembaum está furioso porque a Donda le gritaron que es una rodra. Así que se indignó, lo retó a Larroque, usó palabras muy fuertes porque le dijo “hacete de abajo y dejate de hinchar las pelotas” (no está crispado, ni es violento: es un hombre de bien que se indigna), pero también hizo una sutil y fría lectura del hecho cuando dijo que eso era “stalinismo”. Obvio, todos sabemos que Stalin les gritaba “rodra, rodra” a la rusas pechugonas que se oponían al régimen soviético.
Lo de “pechugona” viene a cuento porque Tenembaum en el mismo programa, mientras pedía y hacía justicia por Donda, tiraba una consigna cuyo tema era “las tetas”. Enunciado así: tetas. Y llamaban señoras oyentes con tetas contando las ventajas y desventajas de tenerlas. Todo muy Clarín y muy de doble moral. Porque allí tienen el doble de moral que nosotros los oficialistas, que tenemos una y poca.

LOS ANALÍTICOS

Magneto cuenta en su empresa que su empresa invierte 300 millones mientras Morales Solá y Van Der Kooy explican que ahora Boudou no cayó en desgracia, pero cayó en desgracia, porque Lorenzino es su delfín, pero no es su delfín porque se fue con Cristina al G-20 y entonces ahora lo saltea a Boudou que cayó en desgracia, pero no cayó. Pero sí cayó, aunque parece que no. Y explican que el problema es que Cristina piensa “el Gobierno soy yo” porque no consulta las cosas más que con su gente de confianza. Una cosa siniestra, porque se sabe que los presidentes democráticos toman sus decisiones consultando con gente en la que no confían y con intereses opuestos a los de ellos. Analizan que si hizo pocos cambios en el gabinete es porque es terca, cerrada, obtusa: lo que preanuncia una pronta crisis. Una pena, porque si hubiera hecho muchos cambios en el gabinete sería una señal de su debilidad, inseguridad, y cambio de rumbo: lo que preanunciaría una pronta crisis.


VERBITZKY O LA IMBECILIDAD

“Andate Cobos la puta que te parió” citó con precisión el Perro Verbitzky cuando le preguntaron qué le parecía que el vicecleto le colocara la banda a Cristina. Una declaración autoritaria digna de Stalin, Hitler y Chauchesco (me gusta así como lo dice Lilita). Y por eso Verbitzky fue duramente amonestado por los principales defensores del republicanismo en Radio Mitre, TN, La Nación, Clarín y el zombie-radicalismo, un republicanismo que podrían traer los chocolatines Jack. Tienen mala suerte porque El Perro es mudo, nunca ladra y sólo muerde. Y los incautos van ahí y lo chucean con un palito. Que se jodan, la verdad. El Perro es un perro de presa, y su presa es la estupidez. Y no hay estupidez que no termine trayendo colgada del cogote y moviendo la cola feliz.

Nota para mí: Cuidado con el Perro.


COBOS, UN CANTO A LA DESESPERANZA

Cobos es una melancolía en sí mismo y una melancolía para quienes quisieron verlo como sucesor sietemesino de Cristina. El tipo es deprimente, sombrío, lo antagónico de la vitalidad. Solamente algunos adictos a lo tanático podrían entusiasmarse con un personaje de sus características. Y les parece injusta la sensatez de sustantivarlo como traidor. Quizá tengan la misma dificultad de un pez al que uno intenta explicarle que respira de manera extraña. Porque no es el gusto por la traición de Judas lo que los une a Cobos, es que quieren al país como lo quería el romano Poncio Pilato en Judea.
Cobos-Judas es su héroe, no hay caso. Y Cobos vencido en su impotencia es su héroe perfecto. La institucionalidad es según el cristal con que se mire. Jesús era un subversivo. O un autócrata que se decía nada menos que el hijo de Dios.

LUCAS CARRASCO VA A MORIR

El día que muera Lucas Carrasco no van a ir los Libres del Sur, ni los del Amplio Frente Socialista con vista al río –un chiche-. Vamos a ir nosotros a cantarle algo que no se entienda qué carajo dice, y escribiremos en su lápida “Aquí yace el hombre que ametralló a Leuco sin disparar un solo tiro”. Lástima que soy un desubicado que nació demasiado pronto para ser joven en estos tiempos jóvenes. Me cago en Carrasco, seguramente antes de morirse vendrá él a mi velorio a llorar nomás. Donda ya no estará buenísima, Cobos no tendrá una plazoleta con su nombre, Larroque será el Cafiero/Enciclopedia del kirchnerismo, y Clarín será un tema fácil y remanido para monografías de quienes cursen Historia de la Comunicación en la Argentina. En mis exequias los viejos de La Cámpora me harán un cantito con la palabra luto, que será confundida con alguna expresión soez y discriminatoria. La crónica de mi velatorio saldrá chiquita en algún medio de Fontevecchia que todavía se verá igual de joven que ahora. El título será “Según La Cámpora, Barragán murió por puto”. Lucas Carrasco todavía con resaca escribirá una nota cáustica en contra de Fontevecchia.

CRISTINA SOLA, JA!

Y así vamos compartiendo estas cosas mientras Cristina piensa y hace la Argentina ella sola, sin los que quieren joderla y jodernos. Sin consultar a Redrado, a Magnetto, a Biolcatti, al FMI, al PRO, a los radicales ni a los amplios socialistas. Una mujer tan rara que cuando gana una elección se dedica a gobernar en lugar de conversar y consensuar con todos los que no comparten sus ideas y prácticas políticas. Así es esta presidenta, se dedica a gobernar mientras en el país pasan cosas importantísimas que nos quitan el sueño a todos y todas. Qué suerte poder dedicarnos a estas cosas sabiendo que ella está pensando y haciendo por nosotros. Qué suerte tener una presidenta que hace su laburo mientras los demás movemos apenas los dedos sobre nuestros teclados para comentar las anécdotas de la historia que ella está escribiendo.