26 may. 2011

UN FESTEJO INOLVIDABLE

Enorme emoción popular en los festejos por el Día de la Patria, se vivió en la Plaza de Mayo


El festejo de la Revolución de Mayo se disfrutó a pleno. Se representaron espectáculos para grandes y chicos, a las puertas de la Casa Rosada, tal como se hiciera para conmemorar el Día de los Derechos Humanos. El inicio, un homenaje a María Elena Walsh. Tocaron los Falta y Resto. Cantó Soledad.

A partir de las 16, se realizó el festival para festejar los 201 de la Revolución de Mayo, el primer paso para la independencia de nuestra patria.


Un escenario gigante fue montado por técnicos que trabajaron a contrarreloj dentro y fuera de la Casa Rosada, que cambió su fachada para que a las 16.00 esté todo listo y dé comienzo el show programado.


El festival que organizó la Secretaría de Cultura de la Nación y la Unidad Ejecutora del Bicentenario comenzó con un homenaje a María Elena Walsh.



A continuación realizó un espectáculo el Sapo Pepe con un invitado especial: Pipo Pescador.


Luego de esa vuelta a la infancia para los más grandes, que crecieron con "La canción del jacarandá" y "El auto de papá", llegó el turno de Leo García y Fena della Maggiora.


Durante la tarde continuaron compartiendo el escenario en la Plaza de Mayo la murga uruguaya Falta y Resto, los Súper Ratones, y Mavi Díaz.


También tocaron el dúo chaqueño Tonolec, que hace una fusión entre folklore latinoamericano y una consola de música electrónica.



Los Pericos, La Mosca, Víctor Heredia y Soledad cerraron una tarde/noche dedicada a la música popular argentina, que unió a toda la familia en la Plaza de Mayo, lugar representativo de la lucha y la democracia argentina. De allí que el lema del festival rezara "Tenemos historia, construimos futuro".