17 jul. 2011

LOS LENGUARACES DE LA DERECHA

Reato, Aníbal y el "escritor a pedido" en Perfil


Enancado en la victoria electoral de Macri, Ceferino Reato salió a criticar a Aníbal Fernández y lo llamó "campeón moral de los sin votos". El ministro le respondió acusándolo de ser un "escritor a pedido" para reinstalar la nefasta teoría de los dos demonios.

Ceferino Reato es periodista y escritor. Sobre todo periodista y, como tal, con cargo jerárquico en Perfil, donde además escribe regularmente sus columnas. Como escritor, se lo conoce por dos obras: "Operación Traviata" y "Operación Primicia". En ambos casos, se dedica a novelar (algunos quieren llamarlo "nuevo periodismo" o, para el mundo anglosajón, "non fiction novel") sucesos de los primeros 70, durante los sucesivos gobiernos de Cámpora, Perón e Isabel.

Sucede que, según el propio autor, se trata de un período al que llama "el huevo de la serpiente", donde el mal tuvo su origen...

El caso es que ahora, y a propósito de la elección porteña, Reato publicó su columna "Aníbal F., campeón moral de los sin votos", en la que pretende fustigar al ministro Aníbal Fernández porque "eligió criticar a los porteños que, masivamente, votaron por Mauricio Macri en la primera vuelta del domingo".

Según el autor, se trata de "un clásico de las minorías políticas, en especial de la izquierda: se consideran los campeones morales del voto y, cuando pierden, apelan a la falsa conciencia de las masas, que no alcanzan a comprender cuáles son sus verdaderos intereses y quienes los representa, y por eso a la hora de la verdad se equivocan y meten el sobre equivocado en la urna".

La polémica llegó 48 horas después, cuando Reato tuvo su respuesta por parte de Aníbal: "Operación Mercenario Reato... digo Barato", tituló su nota el ministro, publicada en Tiempo Argentino. Allí, Fernández desnuda las características del Reato "escritor".

Según el ministro, "la Derecha carece de ideas y, por lo tanto, tiene que comprar canallas que puedan ser capaces de calumniar hasta a sus santas madres siempre y cuando les deje unos pesos y, b) la Derecha siempre es miserable, por lo tanto esos canallas nunca son caros; por lo tanto nunca son buenos ni talentosos".

"Una buena muestra de esa mezcla de falta de talento y codicia mal disimulada -dice Fernández- es don Ceferino Reato que, lejos de hacer honor a su nombre de pila, no sólo no ha alcanzado la 'beatificación' sino que además hace gala de su 'reatificación' que, en términos pseudo teológicos, es la instancia de 'elevación' de las 'ratas' a su estadío superior que es ser una auténtica porquería".

Pero lo más interesante es cuando Aníbal relata el proceso por medio del cual Reato llegó a escribir su obra más conocida: "Operación Traviata", cuyo título pretende remedar al clásico de Walsh: "Operación Masacre" pero, obviamente, desde la perspectiva opuesta.

Cuenta Fernández: A "un periodista sin logros [Reato] un día fue llamado a escribir la falsa historia del asesinato de José Ignacio Rucci, fundado en la necesidad de la derecha mesiánica de volver a instalar la 'teoría de los dos demonios'", dice en referencia al mencionado libro.

"Así, al menos, se lo plantearon antes que a Reato, a un escriba serio al que, igual que hacen los editores, no estoy dispuesto a mencionarlo porque me niego a develar mis fuentes -prosigue-. Le dijeron a ese amigo: 'hay XX guita para escribir una novela sobre el asesinato de José Ignacio Rucci y re instalar la teoría de los dos demonios'. Y el tipo dijo: 'es una boludez… nadie se lo va a creer…' y le contestaron, 'pero vos sos un periodista confiable' y él respondió… 'Y voy a seguir siéndolo… por eso no voy a vender carne podrida'”.

"Como de mugre se trataba -dice el ministro-, lo llamaron a Reato… y se lo compraron (a Reato). Para hacer la operación 'Traviata' (nomenclatura inventada por la Derecha) se lo compraron; para escribir la operación 'Primicia' (relato de un intento de copamiento dictado por ex generales) se lo compraron..."