25 ago. 2011

LA CONTESTACIÓN DE SANDRA RUSSO A SYLVINA WALGER

Sandra Russo le contesta a Sylvina Walger


La periodista analizó ayer la cuestionable columna de opinión de Sylvina Walger llamada "El peso del melodrama de la Viuda Kirchner" donde ataca la imagen presidencial, las medidas aplicadas por el gobierno y las causas del voto oficialista.

Finalmente, resultó cierto aquel “Cristina ya ganó”. ¿Cómo? No importa. Lo cierto (sin permitirse la menor duda) es que arrasó en todo el país. Tan cierto como que desde hace algunos meses nadie (a menos de sufrir un peligroso estado de enajenación mental) podía dudar de que las elecciones le pertenecían a la Viuda Kirchner.

Experto en maquillar desigualdades, el Gobierno supo repartir regalitos. Laptops para los chicos pobres, asignaciones familiares y subsidios (a lo bobo) que no requieren justificación.

Sin embargo, la mitad del país que votó a Cristina parece haberse blindado las orejas en todo aquello que pueda molestarla como, por ejemplo, las denuncias de corrupción.

Desde que murió su marido, a los ojos de su pueblo Cristina es una mujer desvalida y vestida de negro. Una Bernarda Alba a la que hay que proteger.

Basta leer algunas de estas frases para darse cuenta que por debajo de esta nota de opinión se esconde una vil maniobra política. Sylvina Walger en la columna titulada "El peso del melodrama de la Viuda Kirchner" se suma a la ola de opinólogos que subestiman el voto. Sin hacer un análisis de fondo sobre cuales serían las causas del favoritismo por el oficialismo (podría haber hablado de la estabilidad económica, la batalla cultural, etc) se sienta a denigrar algunas medidas del gobierno, casi trata de sordos a los electores y bastardea la imagen presidencial.

Ayer Sandra Russo, periodista de Página 12 y columnista del programa 6, 7, 8, analizó, no ya el contenido del artículo, sino las consecuencias que generan en el público que consume este tipo de productos culturales. "Todos nos tenemos que hacer cargo de las posiciones y de las cosas que decimos. No es posible publicar en un diario notas injuriosas y pretender que la tuya sea la última palabra, así como nosotros nunca pretendimos que lo que se diga acá sea la última palabra y nos venimos bancando desde hace tres años que nos denigren, que nos injurien y que nos acusen de todo" dijo Russo.

Luego contó un episodio que podría graficar perfectamente el nivel de violencia que se propaga desde este tipo de medios. “Nosotros nunca nos quisimos victimizar pero a nosotros también nos pasan cosas por la calle. A mí hace un tiempo, estaba con mi hija y un tipo se enloqueció y me echó del Alto Palermo al grito de ‘mercenaria hija de puta, no vas a trabajar nunca más en tu vida’”, señaló Russo. "Ese es el discurso que alimentan entre otros, Susana Viau, Sylvina Walger y (Jorge) Lanata”, agregó.

"Por eso, me parece que lo mejor sería discutir ideas y no estar personalizando", continuó la periodista de Página 12 y concluyó: "Pero en ese caso, si querés criticar a la Presidenta, hablá de política, pero no hables de la Viuda Kirchner, porque eso es injuriante”.