15 sept. 2011

ARGENTINA AUMENTA INVERSIÓN EN SECTOR AGROALIMENTARIO

Invertirán más de 500 millones de dólares en el sector agroalimentario


El ministro Julián Domínguez, informó que de acá al próximo semestre en la Argentina se invertirán más de 500 millones de dólares en el sector agroalimentario. "Esta historia recién empieza. Las metas productivas y el desarrollo biotecnológico la consolidan a la Argentina como líder", aseveró.

En declaraciones radiales, el titular de Agricultura expuso que sectores cooperativos, “como AFA van a invertir en los próximos 4 años 600 millones de pesos y otra asociación cooperativa, ACA, anunció una inversión de 100 millones de dólares en Villa María, para el próximo año”.

El ministro precisó que además hay un relevamiento de emprendimientos de 20 empresas privadas por 400 millones de dólares.

La Argentina, expuso, “es un país que ha decidido apostar a perfilarse como agroalimentario y consolidar su liderazgo con la inversión privada de la cual nos sentimos muy orgullosos”.

Domínguez destacó que “éste es un proyecto de país que privilegia la producción nacional, el trabajo y el crecimiento de los que han invertido en la Argentina y lo siguen haciendo."

Explicó que la estrategia de su área para los próximos 10 años “es que hay una creciente demanda de alimentos por el aumento de población, pero también por el incremento de los ingresos de sectores de países como China, donde 220 millones de personas pasaron de ser población rural a urbana, donde no sólo aumenta la demanda sino la calidad. O de Europa, cuya sociedad está envejeciendo pero pide cada vez mayor calidad de alimentos”.

Precisó que se trata además de “una oferta restringida, por eso Argentina pone su empeño en producir más y con mayor valor agregado en origen. Esto genera empleo y significa exportar más riqueza para el país, mayor trabajo, más horas hombres, mayor financiamiento e investigación. Este es el gran sueño argentino para la década”.

G20

Consultado sobre su reciente participación en la Conferencia del G-20, Domínguez aseveró que se trató de un encuentro exitoso para el país.

“A los países desarrollados cuando a los emergentes nos empieza a ir bien, nos crean obstáculos permanentes y nos quieren responsabilizar de la volatilidad de los precios internacionales”, acotó.

Sin embargo, dijo, el problema del hambre en el mundo no tiene que ver con la volatilidad de los precios “sino con la distribución de la riqueza y se combate con transferencia de tecnología, cooperación Sur-Sur y asistencia, pero la volatilidad no es excluyente”.

El ministro aseguró que como país que aspira a ser líder agroalimentario, que ha diseñado un plan estratégico para los próximos 10 años y se plantea aumentar en un 60 % su producción contra el 70% que pretende el resto mundo para la próximos 40 años, “nosotros tenemos una posición muy firme”.

Argumentó que ésta se sustenta en el trabajo conjunto con Brasil y la cooperación con los países integrantes del BRIC.

“Esta es la otra cara de los países productores de alimentos en el G 20”, enfatizó.

Más adelante, el titular de la cartera de Agricultura manifestó que "Argentina y Brasil son los principales productores de soja del mundo y la perspectiva de crecimiento de Argentina es creciente”.

Luego indicó que la Argentina “en muchas materias es productor de primer orden mundial. Por lo tanto, la opinión de nuestro país es altamente respetada” en esos foros internacionales.

Agregó que, además Argentina, “con el liderazgo de nuestra Presidenta, tiene un firme compromiso con la biotecnología que permitirá aumentar la productividad con transferencia de tecnología a países de África, en la promoción de la relación Sur- Sur, lo que nos coloca con un liderazgo en esta materia”.