4 oct. 2011

SURAMÉRICA

La marcha indígena ocultó planes antidemocráticos

Las organizaciones sociales descubrieron que detrás de la movilización indígena, que se opone a la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, se esconde un plan para hacer fracasar las elecciones judiciales del próximo 16 de octubre.

Por la Redacción de APAS

En una multitudinaria concentración que se realizó sobre el borde de la semana pasada, en la población de Tacopaya, en el departamento central de Cochabamba, por su 70 aniversario, Evo Morales indicó que esa información le fue entregada por varias organizaciones sociales, entre ellas campesinas, con las que se reunió el viernes por la madrugada en Palacio de Gobierno.

"Un compañero me dijo que esa marcha desde el primer momento estaba orientada para perjudicar y para hacer fracasar la elección del 16 de octubre", comentó.

En esa dirección, dijo que esa es la política de los opositores, que crean conflictos para aprovechar esas movilizaciones y desgastar al gobierno.

"Yo recién me estoy dando cuenta, la derecha y los opositores crean conflictos. Todos son `tipnistas, tipnólogos` y sin saber comentan cualquier cosa. Cómo inventan problemas para perjudicar la elección de los miembros del Órgano Judicial", argumentó.

No obstante, el jefe de Estado aseguró que, si ese es el propósito, será otro fracaso para la oposición, al recordar lo que sucedió en el referendo revocatorio, en agosto de 2008, planteado por varios prefectos para sacarlo del Gobierno, pero cuyos resultados consolidaron su liderazgo con más del 64% y terminó con la salida de varios de ellos.

"Si ese es el plan de la marcha que sigan marchando, pero nosotros seguiremos marchando para garantizar las elecciones como una forma de aplicar la constitución", protestó.

Ratificó que personalmente no tiene ninguna preferencia por uno u otro candidato, porque aseguró que no llegó al "Palacio para robar" y, por tanto, no necesita a nadie en el Órgano Judicial para que lo defienda, como sucedía en el pasado.

"El plan había sido perjudicar la elección del órgano judicial, después llegar a La Paz los marchistas los días de la elección y como hay sentimiento de respaldar la marcha pedir otra vez revocatorio al Presidente y Vicepresidente, como algunos dirigentes ya lanzaron en algunos departamentos. Ya empezaron a panfletear ", insistió.