14 jun. 2011

ESCRACHARON A MAURICIO MACRI

Estudiantes de danza repudiaron a Macri cuando concurrió a inaugurar las obras de la escuela




Un grupo de estudiantes de la Escuela de Danza número 1 del barrio porteño de Liniers rechazó hoy con pancartas la presencia del jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, quien había concurrido a dicho establecimiento a encabezar un acto de inauguración de obras.

Los estudiantes, enterados de la presencia de Macri en el lugar se acercaron hasta la escuela con pancartas en las que podía leerse entre otros mensajes: "Nuestra escuela no es tu Pro-Paganda", y se les impidió ingreso al colegio y fueron amenazados por unas diez personas que esperaban la llegada del jefe de Gobierno, según denunciaron algunos de los alumnos.


"Cuando nos enteramos que iba a venir Macri a la escuela nos juntamos para repudiar esta visita que de inauguración no tiene nada y tiene mucho de campaña", dijo a Télam Facundo Velázquez, testigo de la situación.


El joven que estaba acompañado por la presidenta del Centro de Estudiantes Naomi Sabatini aseguró que "cuando llegamos a manifestar nuestra protesta nos atajaron un grupo de al menos diez tipos con camperas grandes y anteojos negros que nos dijeron en tono amenazante que nos iban matar si pasábamos de tal lugar, incluso a una chica la empujaron mal y por eso fuimos a radicar una denuncia; era una patota de Macri".


"Macri basura, vos sos la dictadura" y otras consignas y carteles denunciando el "uso electoral" del acto público, fueron expresados por los estudiantes, obligando al jefe de Gobierno que estaba acompañado por el diputado Cristian Ritondo y parte de la comitiva oficial, que se retiraron del lugar por una puerta lateral y no por la entrada principal luego de reunirse con la directora de la escuela Adriana Vallejos.


La Escuela de Danza número 1, ubicada en la calle Fonrouge 711 entre los barrios de Liniers y Mataderos de esta Capital, es una escuela pública porteña de mucho prestigio y de muchos años en el barrio cuya edificación había quedado pequeña para albergar a tantos alumnos.


La construcción de las obras de ampliación del edificio se inició en el año 2000, pero se paralizó ni bien asumió Macri, reiniciándose el año pasado, a pesar de los reclamos de alumnos y profesores.